próxima Regata Illes Balears Clássics del Club de Mar-Mallorca apunta a una edición histórica que reunirá a algunas de las grandes joyas del patrimonio naval del Mediterráneo. La gran novedad de este año será el duelo entre los últimos supervivientes de la clase FI15, que compiten agrupados en una categoría exclusiva y recrean las regatas de grandes veleros de principios del siglo XX. Hispania (1909), Tuiga (1909), Mariska (1908) y Lady Ann (1912) editarán un duelo que se pudo ver hace dos años en Copa del Rey de Barcos de Época-Trofeo Panerai de Mahón, pero que permanece inédito en Mallorca. Este encuentro constituye uno de los mayores hitos a los que puede aspirar una competición de barcos clásicos. La XXI Regata Illes Balears Clássics se celebrará entre los días 12 y 15 de agosto de 2015, ambos inclusive, en aguas de la Bahía de Palma (Mallorca). La competición está organizada por el Club de Mar-Mallorca, con la colaboración de la Real Federación Española de Vela, la Real Asociación Nacional de Cruceros (RANC), el Gobierno de las Islas Baleares y el Ayuntamiento de Palma. La prueba forma parte del Campeonato de España de Barcos Clásicos y de Epoca y del VI Trofeo Clásicos Mare Nostrum. El año pasado, la Illes Balears Clàssics registró una participación de medio centenar de embarcaciones, una cifra que supuso todo un récord y que la organización pretende seguir aumentando este año. Para ello, el Club de Mar-Mallorca ha optado por una fórmula de convocatoria abierta que establece las siguientes categorías de competición: Clase Época, Clásicos, Espíritu de Tradición, FI 15, Big Boats y Dragón. Las embarcaciones que forman parte de la tradición marítima y deportiva de las Islas también estarán representadas en la categoría de Vela Latina. Como en años anteriores, la prueba se completará con una serie de actividades en tierra, entre las que destacan una exhibición de coches clásicos, una mesa redonda sobre Vela Clásica, así como una muestra gastronómica balear. Además, el Club de Mar-Mallorca celebrará una jornada de puertas abiertas en el puerto de Palma para que todos los aficionados puedan admirar estos históricos barcos.